RELATOS

Éstos son los relatos que voy escribiendo en paralelo a mi última novela. Andando el tiempo, es de prever que acabarán formando parte de una compilación similar a No te duermas, mi amor, mira la calle. De momento, aquí están: a modo de muestra de que la maquinaria no deja de funcionar. La lentitud no es sinónimo de desgana. Al menos no siempre.

Awakening

En la frontera

Los últimos salvajes

Noviembre cruel