por Antonio López-Peláez

El conocimiento no es innato. Las estrategias para adquirirlo sí lo son.