La mayor parte de los escritores que conozco pagaría por encontrar la forma de venderse. Hasta ese punto están deseando servir para algo.