por Antonio López-Peláez

Gottfried Leibniz en su Teodicea:

Odia pues a Dios quien quiere otras la naturaleza, las cosas, el mundo, el presente: un hombre tal desea un Dios distinto de lo que Él es.