por Antonio López-Peláez

La gente que se interesa por todo no sirve para nada.