por Antonio López-Peláez

Grigori Zinóviev, en la asamblea del partido bolchevique de Petrogrado el 15 de septiembre de 1918:

De los cien millones de habitantes de Rusia es imperativo ganar para nuestra causa a noventa. Con los diez millones restantes no merece la pena tratar: deben ser aniquilados.