Fe de erratas

por Antonio López-Peláez

Debido a un error de edición el capítulo traducido de Nada Puede el Sol resultaba a duras penas comprensible. A fecha de hoy, dicho error ha quedado debidamente subsanado. Mis disculpas a todos.