por Antonio López-Peláez

El verdadero arte es el que consigue recrear un ayer ilusorio que todos intuimos falso y deseamos verdadero. Se trata de un empeño lo suficientemente hueco y estéril como para estar al alcance únicamente de los mejores.