por Antonio López-Peláez

 

El ámbito de lo no sucedido

es un universo inmóvil y extraño

habitado por seres inciertos que se nos parecen

y nos odian.