Si algo sé

por Antonio López-Peláez

He estado en un campo de desplazados por la guerra en la frontera entre Liberia y Costa de Marfil. Y, conforme a lo que he visto, puedo afirmar que no es cierto que la naturaleza humana no pueda cambiar. Puede hacerlo radicalmente: a peor.