Maneras de ser

por Antonio López-Peláez

Oscar Wilde dejó escrito que cada día le costaba más trabajo estar a la altura de su juego de porcelana azul. Quien nunca se haya sentido así no sabe lo que se pierde.